Espacio creado para compartir con todo el mundo mis
vivencias..., desde un particular punto de vista..., la evolución de las
costumbres y tradiciones de "mi Granada" y algo mas...


lunes, 22 de diciembre de 2014

LA ZAMBOMBA




                    


             

                    Este sencillo y ruidoso instrumento, insustituible en las fiestas navideñas, esta estrechamente ligado a la historia de Granada, en la cual se ha fabricado desde los tiempos mas remotos......
                    Nuestro pasado nos dice, que los árabes la empleaban en sus fiestas y zambras y fue después de la Reconquista, cuando su producción se lanzo a toda España, pero ya con fines puramente cristianos, especialmente para acompañar el canto de villancicos en la Nochebuena....


LA ZAMBOMBA TIENE UN DIENTE
Y EL CARRIZO TIENE DOS...
Y LA NIÑA QUE LA TOCA
TIENE LA GRACIA DE DIOS....
                                                        (popular)





                    Esta industria de origen persa, siempre tuvo un gran arraigo en nuestra ciudad, concretamente en la Cuesta de San Ildefonso del barrio del Albayzin y sobre todo en los cercanos pueblos de Otura y Monachil, donde apenas una docena de alfareros, solo hacían el cono truncado de barro cocido, que después se traían a la citada Cuesta de San Ildefonso y calles adyacentes, en que familias enteras se dedicaban  a completar el sonoro instrumento, cubriendo las piezas de barro con el clásico pellejo de conejo y colocándole en el centro el carrizo de junco, que iría después de mano en mano para alegrar las noches navideñas, tan familiares y hogareñas...



Barrio de San Ildefonso


                    No hace tantos años que se dejaron de fabricar las zambombas en el Albayzin, quedando solo contados artesanos que se dediquen a ello en los citados pueblos de Otura y Monachil, sobre todo en este ultimo.., pero en la época del gran apogeo de la zambomba, allá por los años cincuenta y sesenta, cada alfarero hacia diariamente hasta doscientas cincuenta zambombas de tipo mediano, llegando a duplicar la cifra si eran pequeñitas, empezando la producción a primeros de Septiembre y terminaba en la segunda quincena de Diciembre, alcanzando un total de mas de un millón de instrumentos, que surtían además de Granada a la mayoría de las provincias españolas...



Año 1955


Año 1962


                    El trabajo se realizaba con gran rapidez, siguiendo la antigua costumbre de los árabes de moldear a mano el barro de arcilla hasta conseguir el casco y una vez secados al sol y cocidos, las mujeres del barrio de San Ildefonso eran las encargadas de la parte decorativa, como la colocación de rizos, cascabeles y florecillas de papel de colores....
                    Esta labor complementaria se hacia a destajo con gran habilidad y con la intervención de todos los miembros de la familia y había de contemplarse el ajetreo que vivían los vecinos del barrio, dedicados desde primera hora de la mañana hasta la noche a la fabricacion de las zambombas, que habrían de exportarse a millares al resto de la Península, incluso se hacían envíos  y muy numerosos a la vecina Portugal......






                    Sin la zambomba, no nos imaginariamos nunca a los pastorcillos en los "portalicos de Belén", caminando por la vereda, alrededor de una hoguera o adorando al recién nacido....
                    Ni los villancicos que salen de las alegres voces de un coro en la misa del Gallo, o en las reuniones familiares, serian los mismos si faltara la zambomba tan presente en estas fiestas de Navidad, desde tiempo inmemorial.....






        CON ZAMBOMBAS Y PANDEROS,
CON CANTES DE ALEGRES ZAMBRAS,
ESTAN MEZCLANDO LOS RIOS,
ESTAN MEZCLANDO SUS AGUAS,
PARA ESTALLAR EN DELIRIO
ESTA NOCHE CUANDO NAZCA

QUE SUENEN PUES LAS ZAMBOMBAS, EL PANDERO Y EL TAMBOR, QUE ESTA NOCHE NACE UN NIÑO, QUE EN GRANADA ES NIÑO DIOS......
    
                                                               (Angel Luis Sabador.) 



                                                                    (Belen de F. Castro)




                    Los tiempos cambian y con ellos las costumbres, pero a pesar de todo nuestra zambomba sigue aguantando los embites de la vida, que cada vez reune menos a las familias y hace que se pierdan las tradiciones.....
                    No tiremos piedras a nuestro tejado.., consevemos lo nuestro y aprendamos de nuestros paisanos andaluces los jerezanos, que han sabido montar todo un mundo de sensaciones alrededor de este sencillo y peculiar instrumento, ensalzando la ZAMBOMBA.....

                    Asi podremos seguir escuchando el tipico "pregón" que nos anuncia la Navidad......
                   
¡¡ LAS QUE BERREAN..., LAS QUE BERREAN!!

-------------------




-------------------


No hay comentarios:

Publicar un comentario